PRONTUARIO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE MAQUETAS DE "PASOS" DE SEMANA SANTA DE SEVILLA

Por Francisco de Paula Repetto Jiménez

 

Hace ya bastantes años mi mujer me regaló una maqueta de un paso muy querido para mi, el de la Sagrada Mortaja, cuya canastilla vi. construir, así como el dorado de sus candelabros y del propio paso, que hizo mi amigo Manolo González Moya, hijo de Juani la portera o guardesa de la iglesia de la Paz, en la calle Bustos Tavera, donde él tenía su carpintería, y donde yo pasaba interminables jornadas, aprendiendo de tan maravilloso artesano.

Ese regalo de aquel pasito despertó en mi una creciente afición a esas maquetas, que me llevó a comprar otra construida entera, y posteriormente a adquirir las diversas partes que componen el paso y montarlo yo.

Después pasé a construirlos yo enteros. Desde el primer listón a la última vela.

Como no soy escultor las figuras he de adquirirlas enteras en los establecimientos donde las encuentro. Aunque a veces me permito modificarlas en algo: las vestimentas, las posturas, incluso arrodillándolas, cambiarle las cruces originales por otras hechas por mi, Etc.

El dejar de trabajar en mi profesión, por la edad y enfermedades, me permitió dedicarle mucho más tiempo a esa afición, y sobre todo a buscar materiales alternativos para conseguir un abaratamiento de los costes.

Ahora los hago, aproximadamente, uno cada dos meses.

Varios amigos han mostrado curiosidad por su construcción y montaje, y me han preguntado: cómo los hago, qué materiales empleo, cómo los monto, donde compro esos materiales, Etc,

Con mucho gusto se lo he explicado, y ello me ha llevado a redactar un pequeño tutorial que pueda servir para guiar a cualquiera que desee iniciarse en tan bonita afición de la fabricación de maquetas de "pasos" de Semana Santa.

Comenzaré, entonces este prontuario, explicando como se hacen las canastillas, primero las de los pasos de Cristo o las de Misterio ( y algunos de Virgen) y después pasaremos a los de Virgen, más complicados, con los floreros, los mantos, los varales y los palios.

CAPÍTULO PRIMERO

1º.-LOS PASOS DE CRISTO O LOS DE MISTERIO. (Y algunos de Virgen)-

A.- LA CANASTILLA.

La canastilla, como sabemos es el trono o cajon donde van las figuras.

Está formada, generalmente, por dos cuerpos rectangulares, el de abajo más grande y el de arriba más chico.

 

Ofrezco tres opciones para construirla:

A.1.- OPCIÓN 1ª.-

A-1.- a. Parte baja:

Adquirir en cualquier almacén de maderas (Morell –Polígono Carretera Amarilla--, Leroy Merlin, Etc.) Un listón de 4cm x 1cm, 4 cm de ancho y 1 cm de grueso. (suelen ser de 2 m. de largo, o algo más).

Cortar 2 trozos de 30 cm de largo y otros 2 de 21 cm (pueden cambiarse las medidas a conveniencia).

Con ellos construir un rectángulo, uniéndolos mediante tornillos, puntillas o cola (yo utilizo tornillos, porque siempre hay la posibilidad de poderlos separar si hay errores, y subsanarlos) atornillando los cortos en los extremos de los largos por delante y por detrás. Con lo que conseguimos un rectángulo de 21cm X 32 cm. (Tornillos 2mm x 12 mm).

A-1 - b.- Parte alta:

I.- Del mismo listón ( de 4 cm x 1cm ) cortar dos trozos de 25 cm de largo, y otros dos de 16 cm y con ellos hacer, como en el caso anterior, uniéndolos por los extremos, a su vez, otro rectángulo. de 27 cm x 16 cm.

Puede modificar las medidas del paso, para hacerlo más grande o más pequeño, modificando las medidas de ambas partes, manteniendo la relación entre ambos rectángulos de manera que el superior (más pequeño), colocado sobre el inferior ( más grande) los bordes deben quedar separado de los lados mas largos aprox. 2´5 cm y de los lados cortos 3 cm por delante y 2cm por detrás. Esto sirve para configurar luego la delantera y la trasera del paso.

II.- Después, para completar los rectángulos y conformar el paso, y esto sirve para ambas partes, hay que colocar una tapa sobre cada uno de los rectángulos,

Para ello adquirir un trozo de panel de 2 mm de espesor, (lo venden en papelerías, para trabajos manuales y escolares, carpinterías Etc.) colocar el rectángulo que hicimos sobre el panel, ajustándolo a una de sus esquinas, marcando sobre el panel, con un lápiz los lados del rectángulo. Marcas que no servirán para cortarlo.

III.- Con una regla METÁLICA (se puede utilizar un perfil o pletina de aluminio que venden en grandes almacenes, ferreterías, Leroy Merlin, Etc) colocada sobre la línea marcada en el panel del perfil de uno de los lados de rectángulo, con un cútex cortar el panel.

Yo sujeto uno de los extremos de la regla con un gato de carpintero junto con el panel y la mesa

Por precaución, para no dañar el tablero de la mesa, o el cristal, si lo tiene, colocar un periódico bajo el panel.

Sujetando fuertemente con una mano, el otro extremo de la regla bien alineado sobre la raya marcada en el panel, pasar varias veces el cútex, hasta cortar el panel.

Repetir la operación con la otra línea, y obtendremos un rectángulo de panel igual al que tenemos hecho con los listones, ajustándose perfectamente a él.

Repetir todo lo anterior con el otro rectángulo que hicimos con los listones, más pequeño, sobre otro trozo de panel, y obtendremos otra tapa exacta para ese otro rectángulo.

IV.- (Sirve para los dos rectángulos)

Luego, colocar el panel cortado sobre su respectivo rectángulo. ajustarlo bien a los bordes, y con pequeñas puntillas sin cabeza –1cm o 1,5 cm, de hierro,--no de acero--., clavarlo sobre los listones, a 0,5cm del borde del panel, para coincidir con el centro del canto del listón (1 cm), hasta enterrar la puntilla totalmente en el panel.

Utilizar 2 puntillas para los lados más cortos – cada una a 2/3 cm de la esquina, y para los lados largos 3. La 3ª en el centro,

Al clavar las dos primeras, no clavarlas hasta el fondo, para poderlas sacar sin problemas, si el panel se hubiera movido y hubiera quedado descuadrado. Una vez cuadrado bien, clavar todas las puntillas sin cabeza hasta el final.

V.- Una vez obtenidas esas dos especies de cajas, si queda alguna imperfección en los bordes porque sobresalga el panel, con una lima, lijar el sobrante. También con una lija FINA de madera alisar los bordes del panel. Si hace falta.

VI.- Para sujetar una sobre la otra y conformar la canastilla, colocar la más pequeña sobre la otra, repartiendo el sobrante de la parte baja por igual por los laterales, y dejando más espacio entre los bordes de la parte baja y la superior en el extremo que será la parte delantera del paso, y algo menos por la trasera.

VII.- Una vez colocada así, señalar sobre el panel que tapa el rectángulo inferior, con un lápiz las 4 esquinas del rectángulo superior.

Luego tirar con lápiz una línea uniendo los cuatro ángulos que señalamos antes.

Marcar luego otra línea a 0’5 cm, por dentro, de las anteriores, obteniendo con ello un rectángulo algo mas pequeño que el de madera que tenemos y nos sirvió de plantilla.

Con esto hemos fijado una línea que corresponde, prácticamente, al centro del grueso (1 cm) de los listones que conforman la cajita o parte superior de la canastilla.

VIII.- Con una broca de 1mm hacer sendos agujeros sobre las cuatros líneas marcadas.(las internas, las del rectángulo más pequeño) 2 en la parte más corta ( a unos 2 cm de las esquinas, y 3 en los lados largos, 2 cerca de los extremos, a unos 3/4cm) y el 3º en el centro.

Ello nos servirá para atornillar la parte superior a la inferior sin equivocarnos.

IX.- Entonces situamos el rectángulo chico, con la tapa de panel hacia arriba, sobre la tapa de panel del más grande, donde marcamos con lápiz las líneas e hicimos los agujeros ( también con la tapa de panel para arriba.)

Ajustarlo a los ángulos que dibujamos al principio, con lo que los listones que conforman la parte chica quedarán perfectamente situados sobre el rectángulo que pintamos sobre el panel grande. Esas rayas deberán quedar tapadas por los listones de la caja superior

Así los agujeros que hicimos en la tapa de la caja grande quedarán situados en el centro de los bordes de los listotes laterales de la canastilla y tapados por ellos..

Luego, sujetar bien la caja superior contra la inferior para que no se muevan, darle la vuelta, y por la parte interior de la grande, atornillarla a la pequeña por los agujeros hechos (tornillitos de 2 mm x 10/12mm)

De esta manera ya tenemos acopladas las dos partes que conforman la estructura de la canastilla de un paso de Cristo. (O de Misterio) Hay algunos de Virgen que también son así. (Por ejemplo: La Soledad, tanto la de San Lorenzo como la de San Buenaventura)

A.2- OPCIÓN 2ª.-

a.- También se puede construir la canastilla, adquiriendo en los establecimientos del ramo (ferreterías almacenes o bazares chinos) DOS cernidores para enharinar el pescado para freírlo. Están hechos con unos rectángulos de madera (listones de aprox. 4cm de ancho y 1cm de grueso) que tienen una malla metálica o de plástico en uno de sus lados.

Existen, generalmente, tres tamaños que se venden independientes (30 cm x 19 cm; 25 cm x 16 cm, y 20 cm x 14 cm)

Hay otros cernidores de dos piezas rectangulares, que se desplazan uno dentro del otro, y que se venden juntos, pero que no sirven a nuestros fines, porque no guardan la proporción necesaria entre ambos..

Según el tamaño que deseemos dar al paso (más adelante orientaremos sobre los tamaños, según las figuras o misterios), comprar DOS: el grande y el mediano o el mediano y el pequeño. Situados uno sobre otro, respectivamente, resultan con una proporción como los construidos personalmente en la Opción 1ª.

b.- Retirar las mallas de los dos escogidos, cuidando de no romper los pequeños listones que sujetan la malla a los lados del cernidor, clavados con grapas, porque esos listones nos van a servir luego. Las mallas metálicas se tiran Guárdese alguna de plástico a la que se puede dar algún uso.

 

c.- Una vez libre de las mallas tenemos los dos rectángulos del apartado a.- y b.- de la Opción 1ª, con los que seguiremos los demás pasos detallados en ésta, anteriormente, hasta obtener las dos piezas atornilladas de la canastilla.

A.3.- OPCIÓN 3ª.-

Adquirir la canastilla ya hecha y montada, o en un kit para montar, en los establecimientos del ramo: dedicados a maquetas de pasos. Como es lógico, como nos ahorramos el trabajo y los materiales, y hemos de pagar a su fabricante, salen más caros que los hechos por nosotros.

Esta opción sirve, también, para todos los elementos de los pasos: maniguetas, varales, candelabros faroles, floreros, palios, bambalinas, respiraderos, base de varales y candelabros, flores Etc. Etc.

Lo que explicaré luego es como adquirir o fabricar unos sustitutivos, de todos esos elementos, muchos más baratos, perfectamente equiparables a los auténticos, a veces, posiblemente incluso mejores (por ejemplo :los varales).

CAPÍTULO SEGUNDO

B.- PATAS.

a.- Adquirir en cualquier el almacén de maderas un listón de 2 cm x 2 cm o 1’5 cm x 2 cm, cortando cuatro trozos de 11 cm. De largo cada uno.

a.- Atornillarlos en las 4 esquinas del paso, por dentro. con dos tornillos por un lado y 1 por el otro. (tornillos de 2/2’5mm x 12 mm )

b.- Comprobar que el paso asienta bien, sin cojear, sobre las cuatro patas. Si no lo hace, con una lima o herramienta similar lijar las patas que tienen apoyo, no las que cojean, POCO A POCO, hasta conseguir un asiento perfecto.

c.- Las patas del paso de Virgen las cortamos 1 cm más largas, que las de los de Cristo, es decir 12cm (Como explico luego)

d.- Contrafuertes de las patas

¡ATENCIÖN¡ Colocar antes las trabajaderas que los contrafuertes para poderlas atornillar más fácilmente.

Si conserva los pequeños listones que sujetaban las mallas sobre los cernidores, y si no, o ha construido desde el principio la canastilla, adquiera un listoncito de 0,5 cm x 1cm y corte dos trozos del tamaño de los lados largos de la parte baja de la canastilla, y otros dos del largo de los lados cortos.

También puede medir la distancia que hay entre las patas del paso (laterales y frontales) fuera-fuera, y cortar los cuatro listones conforme esas medidas.

Si conserva los listoncillos que mencionábamos al principio, que sujetaban las mallas, como tienen esas medidas, puede utilizarlos (ajustándolos, si acaso un poco si sobresalen algo) para la siguiente fase.

Vamos a colocar los listones que teníamos o los adquiridos, a DOS cm del suelo, al final de las patitas, formando un rectángulo, alrededor de las patas del paso. (tornillos 2 mm x 10/12 mm)

Algunas veces el contrafuerte del frente del paso lo coloco más alto de los dos cm de los otros, aprox. a 4 o 5cm.

CAPÍTULO TERCERO

C.- TRABAJADERAS.

a.- Adquirir un listón de 1cm x 1cm, y cortar un mínimo de 6 trozos iguales, justos del tamaño de la distancia existente entre los bordes laterales de la parte baja, la más larga, de la canastilla. Serán luego atornillados al borde bajo del listón o paredes que conforma la canastilla como "trabajaderas" (Se pueden colocar más trabajaderas).

b.- Promediar los 6 listones entre las patas traseras y delanteras del paso. El primero y el último, junto a las propias patas delanteras y traseras.

¡ATENCIÖN¡ Colocar antes las trabajaderas que los contrafuertes para poderlas atornillar más fácilmente.

CAPÍTULO CUARTO

2º.- PASOS DE VIRGEN.-

La canastilla de los pasos de Virgen no tiene más que un cuerpo o piso, (excepto casos muy contados) por lo que las patas las hago de 12cm con lo que con eso y un refuerzo que lleva la canastilla debajo, se obtiene una mayor, y lógica, altura.

I.- LA CANASTILLA.- Tanto si se hace como si se compra (cernidores de pescado) escoger el tamaño mediano y tapar uno de los lados, igual que en los de Cristo, con su correspondiente panel, que obtendremos como se explicó anteriormente.

Ya tenemos la canastilla completa, con un solo piso, como son los de Virgen. Las patas las cortamos 1 cm más largas, es decir 12cm y las trabajadoras a lo que dé el ancho del paso. También un mínimo de 6.trabajaderas

 

 

 

CAPÍTULO QUITO

II.- ALOJAMIENTO DE LOS VARALES.- Los alojamientos para los varales hemos de hacerlos antes de ponerle las patas y las

trabajaderas a la canastilla. Para ello:

1.- Trazar dos líneas paralelas, una a cada lado, a lo largo de cada uno de los bordes laterales del paso, a 1,5cm de dicho borde, sobre la tapa del paso.

Hacer 6 marcas sobre cada una de esas líneas, la primera a 2cm del principio o lado frontal del paso, y la última a 2cm del borde del fondo. Las otras cuatro promediarlas entre estas dos. En esas marcas haremos sendos agujeros donde alojar los varales.

2.- Como el suelo de la canastilla es un panel de 2 mm, este no soportaría el cimbreo y peso de los varales y el palio. Para ello reforzaremos ese suelo.

Cortar del listón de 4 cm que tenemos, dos trozos del largo interior del paso. Colocar cada uno junto a las paredes laterales del paso, por dentro y pegado por la parte ancha, al fondo. Y atornillarlos, con 2/3 tornillitos de 2 x 10/12cm, desde fuera del paso, por el lateral.

Que ninguno de los tornillos coincida con las marcas que hemos hecho conforme el apartado anterior, para hecer los alojamientos.

3.- Cortar, también, del panel que nos sirvió para los suelos o tapas de las canastillas, dos rectángulos con el largo interior del paso, y unos 4 cm de ancho. Es decir iguales a los listones hechos conforme el párrafo anterior. Los utilizaremos luego para tapar los agujeros que haremos en el suelo del paso para alojar los varales, y como apoyo final de estos.

4.- Perforar, luego, el suelo del paso, en cada uno de las 12 marcas hechas, ( 6 a cada lado del paso) con una broca de 5,5mm. Las perforaciones han de hacerse en absoluta verticalidad, pues en esos agujeros irán alojados, como decimos, los doce varales, que deben quedar rectos.

Comprobar que atraviesan totalmente el suelo, incluidos los listones de refuerzos que pusimos. Limpiar cuidadosamente con una limita o lijita los bordes, superiores e inferiores de las perforaciones.

5.- Ahora utilizaremos los dos rectángulos de panel que obtuvimos conforme el apartado 3.

Se colocan y atornillan sobre cada uno de los refuerzos que colocamos bajo el suelo del paso. Con ello conseguimos tapar, por igual. todos los agujeros que hicimos para alojar los varales, También conseguimos así poner un tope idéntico a la penetración de los varales en los agujeros que hicimos en el suelo del paso, y por ellos todos tendrán la misma altura.

CAPÍTULO SEXTO

III.- ALOJAMIENTO DE LOS CIRIOS.-

Los pasos de Virgen llevan al frente una candelería especial. Está formada por dos bloques de velas, normalmente 5 a lo ancho y cinco a lo largo, a ambos lados del frente del paso, situadas en escalera.

Para preparar su colocación:

Hacer el siguiente dibujo en el suelo del paso, en la parte delantera.

a.- Marcar 5 líneas paralelas a todo lo ancho del paso, en la parte delantera, separadas por 1cm ( o 1’2 cm) cada una. La primera a la altura de las marcas que hicimos para el primero de los agujeros de los varales.

b.- Marcar cinco líneas perpendiculares a las anteriores, paralelas a la línea de varales, separadas también 1 cm o 1’2 cm entre ellas y de la línea de varales. Con ello nos quedará una zona en el centro del paso sin cruce de líneas.

c.- Con una broca de 1/1,5mm agujerear el suelo del paso en las 25 intercesiones de las líneas de cada lado. Nos servirán para insertar los candelabros de los cirios delanteros, tan típicos del paso de virgen.

 

Estos cirios o velas blancas y largas suele encontrarse en establecimientos donde venden artículos para cumpleaños (bazares, papelerías Etc.)

Las velitas largas se colocan en la última fila. La anterior fila se obtiene cortando la vela larga, por 1/3, utilizando en esa fila el trozo de 2/3 y en la primera fila el trozo de 1/3.

Para la 3ª fila por detrás, se corta la vela larga por un poco mas de la mitad, utilizando el trozo más largo en ella y el trozo un poco menor en la fila cuarta por detrás o segunda desde la delantera.

Esas velitas traen un pequeño candelabro o portavela, cilíndrico igual al grosor de la vela y terminado en una punta. Esta se introduce en los agujeros que hicimos en las líneas cruzadas en la delantera del paso.

Como al cortar las velas una de las partes no tendrán esa sujeción, se compran en los bazares, paquetes de velitas de cumpleaños, más baratas que las largas, que traen sus propios candelabros, que podemos utilizar para los trozos cortados que quedaron sin ellos.

Si no se encuentran esas velitas largas, podemos sustituirlas por pequeños listones redondos, que se venden en los bazares, y que una vez cortados al tamaño deseado, para formar la escalera de candelería deseada en el frente del paso, se pintan de blanco o amarillento.

Si no encontramos esos pequeños listones redondos del diámetro deseado, en los almacenes de carpintería y/o Leroy Merlin, se encuentran listones redondos de diversos diámetros, más largos.

En última instancia podemos utilizar, convenientemente pintadas las varillas similares a las utilizadas para los varales, huecas o no, que se encuentran en ferreterías o Leroy Merlin.

CAPÍTULO SÉPTIMO

D.- PINTADO.-

Ha llegado el momento de darle el primer pintado al paso.

a.- Los pasos de Cristo van normalmente dorados, (Pasión va de plata y algunos sin pintar, sólo en madera –caoba—barnizada o no).

b.- Los dorados se pintan ambos cuerpos de la canastilla con pintura (de aceite, no de agua) dorado (oro amarillo). Lo que se ve del suelo de la parte baja del paso que no va cubierta por la primera, también se pinta. Así como una franja de 2/3 cm en el suelo de la parte alta en todo su derredor.

c.- Los de plata en pintura color plata o aluminio.

d.- Los pasos de Virgen van, la mayoría, en plata. Se pinta toda la canastilla. Y el suelo completo.

Dos excepciones de los pasos de virgen, como dijimos, son los de: la Soledad de San Lorenzo

Con una candelería mixta entre la de los pasos de Cristo y los de Virgen. Lleva al frente el juego de velas individuales en escalera, y en las cuatro esquinas cuatro candelabros de cinco brazos como los de pasos de Cristo.

 

Y la Soledad de San Buenaventura

Parte en caoba y parte en plata.

La candelería son cuatro candelabros de cinco brazos, al igual que los de pasos de Cristo.

Ambos pasos, además, tienen dos cuerpos.

e.- Las maniguetas suelen ir en oro o plata, según el color del paso, excepto algunas que van en color madera. Algunos pasos no llevan maniguetas. O éstas no llevan borlas. Se pintan antes de colgarle las borlas, las que las lleven.

CAPÍTULO OCTAVO

 

E.-MANIGUETAS.-

Muchos pasos, tanto de Cristo como de Virgen, llevan cuatro "maniguetas". Dos delante y dos detrás.

a.- Suelen estar talladas, cilíndricas o rectangulares, terminadas muchas de ellas, en unos florones pequeñitos (de oro o plata según los casos) o borlas, colgantes.

b.- Para hacerlas, dependiendo de la habilidad de cada cual, se coge el listón de 1cm x 1cm, que compramos para las trabajaderas, y cortamos 4 trozos de aprox. 4/5 cm (depende del paso o cofradía) y a base de lima, lija, navaja, gubia, formón Etc., tallarlos al estilo de los del paso que queremos copiar.

c.- Yo utilizo las patitas de esos artilugios que se colocan en la mesa (salvamanteles creo que se llaman) para colocar los platos o fuentes calientas, que están plegados y se abren estirándolos.

Existen dos modelos, (en los establecimientos del ramo, ferretería, almacenes, bazares etc.) unos de patas más gordas y otros de patas más finas.

Yo utilizo éstas últimas para maniguetas. Las gordas pueden servir de bases de candelabros o de floreros.

Esas patitas, que ya vienen torneadas, las coloco como vienen, o las limo por dos lados, aplanándolas. O dándoles formas de cono.

d.- En los agujeros que dejan las puntillas que las sujetaban a los listones que formaban el salvamanteles (que hay que guardar al desarmarlo, pues pueden servirnos también para hacer los refuerzos de las patas del paso, que vimos antes) introducir un trozo de alambre del calibre correspondiente, (1,5 o 2 mm, generalmente) de aluminio, de los que se venden para manualidades, de colores, aprox. de 5/7 cm. de largo.

Nos servirán para sujetarlas mientras pintamos las propias maniguetas, para colocarlas, clavándolas en porexpan o similar (yo utilizo unas pieza de plástico que se venden para las cestas o centros de flores, que se clavan muy bien, también sirven las piezas que vienen en los embalajes) para que se sequen, y, al final y fundamental, para colocarlas en el paso.

e.- Antes de pintarlas, con una broca de 1mm hacerle a todas un agujero en la punta exterior, la contraria a lado por donde venían sujetas a los listones que conformaban el artilugio doméstico, y por donde introdujimos el alambre para fijarla al frontal del paso. Dichos agujeros nos servirán para colgar los floroncillos.

Los floroncillos o borlones pequeños, no se si se llaman así, los hay en oro y plata, se pueden hacer pero yo no he conseguido que me salgan bien.

El único sitio donde los he encontrado, del tamaño ideal, las más pequeñas que he encontrado en el mercado, -- además de las tiendas de aficionados a las maquetas de pasos--, es en una tienda de pasamanería que hay en la C/ Regina (Casa García) venden unos mazos de 10 borlitas, de oro o plata, colgadas cada una de ellas por unos hilillos (de oro o plata según el caso) de una borla central más grande.

f.- Una vez pintadas y secas las 4 maniguetas (hay algunos pasos que las llevan color caoba. Y algunas no llevan borlas), vamos al paso siguiente: colgar las borlas.

Cortar con cuidado los hilos de los que cuelga cada borla, sin romper la trabilla o presilla fija en la borla, por donde se sujeta la borla.

Pasar por ella un hilo grueso, o cordoncillo muy fino, de oro o plata, según proceda, y atarlo dejando aprox. 1cm a un alfiler corriente de costura.

Introducir el alfiler en el agujero que hicimos en el extremo de la manigueta (ni no entra entero cortar lo necesario, y con una gota de pegamento rápido unir la cabeza del alfiler y el nudo del cordoncillo, a la cabeza de la manigueta. Una vez seco, cortar el sobrante del cordoncillo. Esto se puede hacer también después de haber colocado las maniguetas al paso.

g.- Terminado el paso, con una broca del calibre del alambre que pusimos en las bases de las maniguetas, hacer sendos agujeros, delante y detrás del paso, aprox. a ½-1cm del borde superior y lateral, del paso e introducir el alambre hasta tocar la manigueta con el paso. Si no llega a tocar, porque sobra alambre, cortar lo necesario. Una vez ajustado bien, sacarlo un poco, poner una gota de pegamento rápido o un poco de pegamento normal (Imedio o similar) y pagar la manigueta y alambre al paso.

CAPÍTULO NOVENO

 

F.- VARALES.-

Hay al menos tres opciones para hacerlos:

1.- Se pueden hacer con listones redondos, de unos 5mm de diámetro, torneados si se sabe o se puede, pintados de plata, o forrados con papel de plata.

2.- Se pueden comprar en los negocios de modelaje de pasos-

3.- Yo los fabrico de varilla de aluminio.

a.- En un establecimiento del ramo, (almacenes, Etc) (Yo lo compro en Leroy Merlín) adquirir varillas de aluminio huecas o macizas, de 5 o 6 mm, suelen tener 1m de largas.

b.- Se cortan con un cortatubo (de fontanero, lo venden las ferreterías, almacenes y bazares) a 25cm, con lo que salen 4 de cada varilla, o a 20 cm, con lo que se obtienen 5 de cada varilla, Según la altura qe queramos dar al palio, en razón también a la figura de la Virgen que utilicemos.

b.- En los bazares (son los más baratos, y en los almacenes al por mayor del ramo (en el Polígono de la Carretera Amarilla hay varios) o en tiendas de bisutería ad hoc (C/ Tetuán, Imagen, Trajano o Amor de Dios, Plaza del Duque esquina a la campana Etc.) se compran una especie de arandelas o anillitos o perlas de color plata, de aprox. 5mm, (de las que se utilizan para collares, pulseras o adornos de ropa ) comprobando que entran en las varillas que hemos hecho.

c.- Hay que comprar las suficientes para poner entre 6 u 8 en cada varal, colocando los diversos modelos adquiridos, al gusto, distribuidos a lo largo del varal, con la separación que queramos, comenzando, el primero, a 1,5cm del suelo del paso y terminando, el último, 3 cm antes del final.

Eso si, poner siempre la misma distribución, distancia y orden en todos los varales. Con ello se consigue el efecto de los labrados de los varales de verdad. Se pueden pegar con pegamentos rápidos,

d.- Existen unos de estos anillitos, más altos o gruesos, que están cerrados por un lado, incluso que terminan en punta o similar, y que sirven para rematar por arriba los varales.

e.- Del listón de 1cmx1cm que compramos para las trabajaderas, cortar doce trozos de 1,5cm y perforarlos a lo pargo, por el lado corto, y por el centro, con una broca de 5’5 mm o algo más para que entren en las varillas, que pintados también de plata, y situados los primeros dentro de las varillas unidos al suelo, formarán las bases de los varales.

f.- Existen de esos anillos de un largo mayor, aprx.1cm, incluso 1,5cm. Estos también pueden utilizarse como base de los varales en sustitución de los taquitos de madera del apartado anterior.

 

CAPÍTULO DÉCIMO

 

G.- CANDELERÍA

Existen varios tipos de candelarias para los pasos. Unos llevan candelabros con cinco brazos, terminados en guardabrisas, con velas, que en los pasos de Cristo o de Misterios, suelen ir colocados en las 4 esquinas, y pintados de oro. Algunos pasos llevas dos más de igual tamaño o algo más pequeños, en el centro de los laterales del paso.

Los pasos de Virgen (candelabros de cola) llevan sólo 2, y van colocados cada uno detrás del último varal y tienen 10 brazos. Van en plata. También llevan guardabrisas y velas.

Ver apartado III.- Alojamiento de los cirios. CAPÍTULO SEXTO.

Algunos pasos de Cristo llevan cuatro grandes cirios en candelabros de madera, también en las cuatro esquinas.

Hay otros que llevan 4 grandes faroles acristalados en las 4 esquinas.

Yo utilizo alambres de aluminio, de colores y de trabajos manuales que venden en los bazares de 1´5 o 2 mm

Los guardabrisas de diversos modelos, y los faroles se adquier en los establecimientos de modelajes de pasos.

Esos guardabrisas, se perforan por debajo (1’5 /2 mm, según el calibra de los alambres con los que hicimos los candelabros) para unirlos al extremo de los brazos de éstos, con un poco de pegamento; y por arriba, con una broca de 3-o-4 mm, que sirven para instalas las velas. Yo utilizo cerillas para simular esas velitas.

CAPÍTULO UNDÉCIMO

H.- FALDONES.-

Los faldones de los pasos, que sirven para tapar las patas del paso, son cuatro, dos laterales más largos, y dos más pequeños para el frente y la trasera. Son fáciles de hacer.

Hay varias posibilidades.

1.- Hacerlos con terciopelo. Tienen, para mí, un inconveniente. Que se deshilachan los cortes.

Pueden coserse, haciéndoles un pequeño dobladillo, pero dada la clase de tejido, y lo pequeño del tamaño, no suele quedar bien, por lo menos a mi..

También puede tirarse una línea muy fina de pegamento rápido por el borde de la tela. Se le mantiene estirada la tela hasta que seque y esto impide que se suelten hilos y no queda muy mal-

2.- La segunda posibilidad es hacerlos con terciopelo de pegar (aironfix es una marca comercial) que son planos de tejido, simulando terciopelo, que vienen preparados para, retirándoles un papel encerado protector que tienen, dejar al aire la parte posterior, que sirve para pegar en cualquier superficie.

Yo los fijo sobre un papel, con lo que quedan perfectamente cortadas y con una caída perfecta.

También puede dejársele el papel encerado protector, y queda también muy bien.

Esta tela la suelen vender en varios colores, muy apropiados, rojo, verde, azul, negro Etc, en papelerías y algunas ferreterías, por metros.

 

H.-1.- DECORACIÓN DE LOS FALDONES.-

Sea el faldón de tejido de terciopelo, o del de pegar, los faldones de los pasos llevan varias clases de decoraciones.

Grandes parchones en oro, bordados, cenefas bordadas de oro. Etc.

Estos decorados se obtienen con diversas clase y modelos de "galoncillos" de oro, que hay en las tiendas de pasamanería y quincalla.

Se suelen colocar de varias formas, generalmente, una línea paralela a los bordes laterales y bajo de los faldones.

 

 

CAPÍTULO DUODÉCIMO

I.- RESPIRADEROS.-

La realización de los respiraderos presenta más problemas, si no se quieren comprar hechos de resina, escayola o similar, que venden los establecimientos del ramo, no se pueden adaptar al tamaño del paso que tenemos, o no se pueden hacer parecidos a ellos.

Yo he utilizado diversas modalidades.

1.- Desde telas metálicas finas, simples o superpuestas, pintadas de oro o plata, según el paso. Generalmente oro en los de Cristo, y plata en los de Virgen.

Si acaso los más difíciles son los pasos que están hechos en madera sin pintar.

2.- También están las tiras bordadas doradas que venden en las pasamanerías, de diversos modelos y tejidos, que dan muy buen aspecto a esos respiraderos

En estos casos, utilizo pequeñas medallas, figuritas de santos o ángeles, para decorarlos y simular los grabados, medallones o repujados de los respiraderos.

3.- Más complicado, pero con un buen efecto final, se pueden utilizar, unos pañitos que venden en los bazares y quincallas.

Son unos paños hechos con hilos gruesos, de croché o ganchillo, de los que se colocan sobre las mesas como mantelitos o parecidos.

Se cortan, al tamaño y anchura deseados, utilizando los bordes, mas trabajados, o con más filigranas, y se les da diversas manos de pintura de oro o plata, según los casos.

Después se fijan sobre los faldones y quedan muy bien.

Para rematar los bordes, suelo utilizar finas tiras de madera o similar pintadas de oro o plata, sujetas con pegamento o clavadas al paso con alfileres.

Para obtener esas tiras de madera, muy finas (a veces son de bambú) utilizo unas pequeñas esterillas que se venden en los bazares, a modo de mantelitos.

CAPÍTULO DECIMOTERCERO

J.- PALIOS.-

Es la parte, si no más difícil, si más complicada del paso de Virgen.

Yo he venido utilizando varios modos:

1º.-

A.- Al principio, construía un rectángulo del tamaño del ancho y largo necesario para situarlo sobre los varales ya colocados en el paso. Generalmente con listón fino de 1cm por 0´50 cm. Situándolo sobre los varales, señalaba el centro de cada uno de ellos en los laterales del rectángulo, señales que me servían para perforar dichos listones con una broca del grueso del varal:5’5 o 6 mm.

B.- Una vez comprobado que los varales entraban por cada uno de los 6 agujeros practicados en cada uno de los dos listones laterales, procedía a colocarle la tela, malla, o red del techo del palio.

Para ello he venido utilizando diversas mallas.

O trozos de unas bolsas que venden para meter la ropa en la lavadora, o trozos de pañitos de croché, o trozos de bordados, que pintaba con la pintura de oro, que he venido utilizando para pintar los pasos, los candelabros o los faroles y también el propio rectángulo de madera. (Excepto en los escasos casos en que el palio es de plata)

C.- Una vez seca la pintura, fijamos, muy tirante esa malla dorada sobre el rectángulo que hicimos y perforamos, cortando todo el sobrante por los lados del rectángulo..

Una simple grapadora puede servirnos para esa fijación.

Hay que evitar que las grapas caigan encima de los perforados, por donde han de salir los varales.

De la misma manera con mucho cuidado se cortan los hilos de la malla que tapen esos agujeros.

No está de más poner gotas de pegamento rápido en los extremos de la malla sobre el rectángulo, para mejorar su fijación.

D.- En el centro del techo así conseguido, por la parte de abajo puede pegarse o una estampa, u otro soporte de una imagen de la Virgen, de una Custodia, paloma o palomas blancas u otro motivo religioso o simbólico.

E.- Seguidamente colocamos el techo en su sitio introduciendo los varales por los agujeros que hicimos, dejándolos sobresalir 1/ 1’5 cm.

Para sujetar el techo en los varales se puede utilizar la última hilera de anillitas que pagamos en los varales para darle aspecto de labrados, pegándolos a la distancia del fin de los varales para que luego de colocado el techo, sobresalgan esos varales entre 0’5 y 1 cm..

Como ya vimos al hablar de los varales, existen piezas de esos anillitos o baratijas, cerrados por uno de sus lados, algunos terminados en punta, que pueden servir de remate de esos extremos libres de los varales.

F.- Ahora viene el problema de las bambalinas.

En verdad esas bambalina en los laterales deberían ir por detrás de los varales, pero como este medio de sujeción de los varales, los deja situados por dentro del rectángulo que hicimos, no queda otra posibilidad que colocarlas clavadas en el lateral de los lados del rectángulo, tapando un poco los varales.

G.- En las quincallas o pasamanerías, además de en las tiendas especializadas en maquetas de pasos, venden diversas tiras que pueden servir muy bien como bambalinas.

H.- Conforme fui avanzado en mis experiencias sobre la fabricación de los palios, adopté otro sistema.

El rectángulo que fabricaba para situar el techo lo hacia desde el interior del cilindro de los varales.

Después, justo a la altura de cada varal atornillaba un pequeño cáncamo, pero suficiente para que entrase el varal, y una vez, colocado y pintado el techo y el rectángulo, además de pegado o no el motivo escogido en el techo del palio. Clavaba o pegaba una de esas filigranas a lo laterales y frontal del rectángulo, introduciendo luego los varales por los cáncamos, que quedarán sujeto por la última línea de anillitos de los varales.

De esta forma las bambalinas quedan por detrás de los varales.

 

2º.-

A.- Por último, para esos pasos de Virgen que llevan las bambalinas macizas, generalmente en plata, se utilizan respiraderos ya fabricados, de resina o similar, que se adquieren en los establecimientos de venta de maquetas de pasos, Se construye, con 4 de ellos, el rectángulo que formará el techo, Que queden los laterales pagados a la parte interior del grueso de los varales.

Como en el caso anterior, se atornillan sendos cáncamos frente a cada varal, en los laterales del rectángulo, y por dentro de éste se sujeta, atornillan o pegan sendos listones, que nos servirán para sujetar la malla del techo.

Una vez pintado el techo, normalmente dorado, aunque las bambalinas lo sean en plata, y pintadas estas, colocar los varales en los cáncamos y ya tenemos el palio.

3º.-

Existe, como baratijas o bisutería unas coronas que pueden servir, no solo para las propias vírgenes sino para situarlas encima de los frontales de los palios.

4º.- Con finos cordones dorados, o en su caso, plateados, fabricar los pequeños colgares que llevan los palios. Hay alguno que lleva colgado de cada varal un rosario. (Virgen del Rosario de Montesión) Estos se fabrican fácilmente con pequeñas cuentas y cruces que venden las tiendas de bisutería o bazares.

 

 

 

CAPÍTULO DECIMOCUARTO

K.- LAS FLORES.-

Para decorar los pasos, tanto de Cristo como de Virgen, existe multitud de clases y modelos de flores de plástico o tela de todos los colores, (rojas, moradas, blancas etc.) que pueden adquirirse en los bazares, sobre todo en navidades o fechas de difuntos, y en almacenes especializados (Polígono de la Carretera amarilla)

Existen pequeños florones blancos que sirven para los pasos de Virgen, tanto delanteras como laterales.

Si el paso de Cristo es grande pueden utilizarse unas pequeñas clavellinas rojas que hay.

Si no, se deshojan y se utilizan los pétalos o parte de ellos para pegarlos y tapar el suelo del paso y formar el montículo dnde se aloja la cruz.

Como floreros, para los pasos que los lleven, utilizamos parte de las patitas gruesas de los salvamanteles que explicamos en el apartado de las maniguetas, o parte de unas pequeñas piezas torneadas que se venden en almacenes de madera, llamadas "balaustradas" o "balaustraditas, y que las venden para construir pequeñas escaleras en casas de muñecas u otras estructuras.

También sirven esas piezas torneadas o parte de ellas, para base de los candelabros

 

FIN.

A LA PRINCIPAL